martes, 24 de julio de 2018

PRESENTACIÓN DEL LIBRO ROJO DE LA FAUNA SILVESTRE AMENAZADA DEL PERÚ Y XI CONGRESO PERUANO DE ORNITOLOGÍA

Dada la necesidad de escribir rápidamente sobre dos eventos que tenemos esta semana, acá van unas líneas apuradas. El 26 de julio tenemos la presentación del Libro Rojo de la Fauna Silvestre Amenazada del Perú y del 23 al  28 de julio tenemos en la agenda el XI Congreso Nacional de Ornitología en Iquitos. Ambos casos merecen nuestra atención y esperamos que de estos dos acontecimientos podamos tener buena información para seguir trabajando por nuestra diversidad biológica. 

El Libro Rojo es una publicación bastante esperada por la comunidad científica peruana. En sus 530 y pico de páginas se plasma la información sobre 389 especies de anfibios, aves, invertebrados, mamíferos y reptiles  amenazadas en el país, que a su vez están incluidas en las categorías: En Peligro Crítico (CR), En Peligro (EN) y Vulnerable (VU), según el Decreto Supremo N° 004-2014- MINAGRI.

El Libro Rojo no es una guía de campo, es más un documento de consulta que debe servir para tener un panorama general de las especies incluidas, sobre las cuales debemos poner especial atención para evitar su desaparición. De esta manera, las autoridades nacionales podrán saber cuáles son, por qué están amenazadas, dónde están presente, qué es lo que se ha hecho y se está haciendo por ellas y cuáles son los retos que tenemos para asegurar su preservación. 

Existen diversas discusiones sobre el Libro Rojo. Algunos afirman que este libro no haría más que "desnudar" nuestras falencias en cuanto a la preservación de parte de nuestra diversidad biológica y que nos pone en evidencia; otros dicen que pese al estado de amenaza de las especies allí listadas, es bueno contar con información sobre su estado de conservación y otros aspectos, porque justamente, uno de los problemas que se debe combatir para actuar a su favor es la falta de información. de esta manera, el Libro Rojo aportaría a tener información básica para tomar acciones concretas. 

En fin, lo importante es actuar y hacerlo con celeridad. Así por ejemplo, necesitamos que las autoridades conozcan a estas especies, para determinar qué es lo que se debe hacer. Muchas veces, algunas de ellas no actúan porque no saben que la especie X está amenazada y dejan pasar acciones que marcarían pequeños avances en la búsqueda de asegurar que nuestra diversidad biológica pueda seguir acompañándonos o más bien, permita que nosotros podamos estar en armonía con ella, Recordemos que todo lo que la compone estuvo mucho antes que nosotros. Así que a leer el Libro Rojo y a seguir trabajando por nuestro patrimonio natural.

En unos días, el Libro Rojo estará publicado en línea en la página web del SERFOR.

XI Congreso Nacional de Ornitología 

Este es el editorial que escribí para el último número del Boletín de la UNOP. Mis líneas están dedicadas exclusivamente al XI Congreso Peruano de Ornitología. Esta importante reunión empezó hace unas horas. Espero que salgan buenos aportes de esta nueva versión de un congreso pajarero. Este año nuestra amazonia es la anfitriona. Vamos a ver cómo les va, pues sin duda se han esforzado por sacar adelante la organización de este encuentro. Esperamos también que nos ofrezca información actual y técnica que nos ayude a seguir luchando por las aves,. 

No obstante, debo decir que discrepé con algunos de los organizadores por programar la fecha a pocos días de Fiestas Patrias, dado que en nuestra querida república bananera, para estas y otras fechas festivas, los pasajes suben y son difíciles de obtener. Ahora, es más complicado en el caso de Iquitos, porque la vía aérea es la manera más rápida de llegar a la capital del departamento de Loreto y los precios no son asequibles para todos; y para otros, estas fechas son complicada porque se cruzan con temas laborales. Pero bueno, ya es tarde para eso.  

Espero que este pequeño tema "logístico" no empañe el desarrollo del evento y que, como mencioné, tengamos buenos productos. 

Discusiones bizantinas  


Se viene el XI Congreso Peruano de Ornitología (XICPO) del 23 a 28 de julio, esta vez en la siempre encantadora Iquitos. He escrito diversos textos dedicados a estas importantes reuniones. También he participado de algunos congresos y siempre he estado pendiente de ellos, pues pese a que a veces dudo del impacto que estos puedan tener en nuestro “quehacer biológico, ambiental o ecológico” nacional, es evidente que sí aportan a la generación del conocimiento sobre nuestra avifauna. No obstante, suelo recordar algunas reuniones, en las cuales, las conversas y discusiones no aportaban a llevar ese conocimiento a la práctica, es decir, a plasmarlos en acciones concretas que permitan conservar y usar con responsabilidad lo que nos va quedando de diversidad biológica.  

Me explico. Reunir a la diversidad de expertos, interesados y seguidores de las aves en el Perú para y en un congreso, no es garantía de poder contar con resultados y productos concretos. Estas reuniones —como todas las de este tipo— sirven también para hacer relaciones públicas, tomarse fotos y reencontrarse con “la gentita”. Y no está mal que así sea, pues esos aspectos son inherentes a todo tipo de encuentro como este. Empero, pasa por mi cabeza que se puede tener la impresión de que parte de estas jornadas ornitológicas solo servirían para intercambiar “figuritas” sobre qué aves vio uno u otro pajarero en algún lugar y cómo hay que hacer para llegar ahí; cuáles son las rutas pajareras del momento; o sobre posibles chambas, oportunidades y mercadeo; y para, sobre todo hoy en día, hacer más amigos para las redes sociales, con los obligatorios “selfie” para inmortalizar el momento.  

Claro, insisto, no está mal todo eso. Es normal y es parte de lo que sucede en estas reuniones. Pero creo que falta algo más. Así por ejemplo, qué información se está generando para que esta pueda ser un elemento que forme parte de lo que se debe hacer para gestionar mejor nuestro territorio. ¿Dónde está esa información?, ¿Quién la tiene?, ¿La quiere o debe poner a disposición de los tomadores de decisión?, ¿Debería hacerlo si muchas el paquidérmico Estado no reacciona?, ¿Quién se encarga de que se genere más información para tomar acciones contundentes contra la pérdida de nuestra tan amenazada diversidad biológica?, ¿Cómo involucramos al ciudadano de a pie para que se interese por la preservación de lo que nos rodea utilizando a las aves como pretexto?, ¿Qué más podemos hacer para que a través de las aves “las masas” entiendan que debemos actuar en vez de solo pensar en el cambio climático y en las bolsas de plástico?

Me parece que mientras nos reunimos en cálidos ambientes para discutir sobre patrones filogenéticos y nuevos avances en el análisis del ADN mitocondrial para poder determinar diferencias entre las especies y subespecies del género Patagioenas en el Neotropico, los impactos de la presencia humana nos están dejando —a una gran velocidad— sin la variedad de aves de la que seguimos, por ahora, ostentando. Estudios de este tipo son relevantes, pero los resultados, o parte de ellos, deberían ser presentados de tal manera que puedan ser utilizados en políticas públicas y en el día a día.  

Las aves no solo están para ser observadas, investigadas y para exponer en congresos sobre su vida privada y su relación conflictiva con el ser humano y su entorno. Están también para, a través de ellas, llamarnos la atención sobre los destrozos que estamos haciendo al planeta que nos alberga. Por eso, no pierdan la oportunidad de participar del congreso, pero veamos qué más podemos hacer para acelerar el paso contra la sexta extinción masiva de especies biológicas, de la cual, las aves no pueden escaparse volando. También están en el bolo.   


El Editor

En este enlace pueden acceder al Boletín UNOP Vol. 13, N°1. 2018.

Entonces, esperemos que esta semana sea productiva y que después de Fiestas Patrias el rumbo del país logre por lo menos ofrecernos un mejor panorama. No debemos bajar la guardia de ninguna forma. Combatamos la corrupción y las malas prácticas desde nuestra tribuna. Unos cuantos pusilánimes y caraduras no nos van a aguar la fiesta. 

Julio 2018

No hay comentarios:

Publicar un comentario