viernes, 5 de enero de 2018

EL GALLITO DE LAS ROCAS: AVE NACIONAL DE PERÚ (Y DE BOLIVIA, COLOMBIA, ECUADOR Y VENEZUELA)


Gallito de las rocas. Foto: Fernando Angulo Pratolongo
No sé si está permitido o no, pero me robo el editorial que escribí para el Volumen 12 N°2-2017 del Boletín UNOP para difundirlo por este medio. Hago esto por dos motivos principales: inaugurar mi blog este 2018 y dar mi opinión sobre el maldito tema del ave nacional. 

-----

Hace unos días, un entusiasta cibernauta colocó en el grupo de Facebook Aves DEL Perú / Birds of Peru, muy orgulloso él, la foto de un ejemplar adulto del gallito de las rocas (Rupicola peruvianus) con la leyenda “Orgulloso Ave nacional de Perú” (sic), por supuesto, con tres banderitas peruanas. A los pocos minutos, salieron patriotas y lúcidos participantes que halagaban el post y se sentían más peruanos que la cultura combi, al sentirse representados por un ave de distribución bastante plurinacional, como la así autollamada república de Bolivia. El conocido gallito está presente en Bolivia, Colombia, Ecuador, Venezuela y en la república bananera de Perú. Y claro, en la mente de muchos, esta plumifera es el Ave Nacional del Perú y por inferencia, una gran mayoría piensa que solo vive en nuestro país.

El hecho es que, debido al imponente color rojo del macho adulto (evaluemos la discriminación de los ejemplares hembra de esta ave para estos fines), un enorme grupo de connacionales (99,5% de la población nacional) ve reflejado en su cuerpo la bandera nacional, la escarapela, el escudo y todo símbolo patrio habido y por haber. Esto ocasiona que todos hinchen el pecho, llenos de patriotismo y orgullo, seguros de que los demás países de la región nos envidian por contar con esta ave tan singular y tan peruana.

Incluso, algunos comentaristas van más allá y dicen que es “El ave mas hermosa del continente y es de Perú...” (sic); y que es “espectacular”, entre otras expresiones de admiración y casi sumisión. Sin embargo, cuando se les hizo la aclaración de que el Perú no tiene un ave nacional, algunas respuestas dieron fe de la frustración: “Entonces Perú no tiene ave nacional??????.....viví engañado toooda mi vida...gracias!” (sic) o “La envidia los corroe” y cosas similares. Asimismo, se hace referencia a un caso muy cercano: “En Brasil ocurre algo similar. És muy difundido que Turdus rufiventris (Zorzal colorado?) és la ave símbolo del país, pero el decreto presidencial solo le dice que esta espécie és “el centro de las celebraciones” por el dia de las aves (5 octubre)” (sic). Al parecer, los criterios para elegir a estos “animalitos” no son muy claros y nada homogéneos entre los países, aunque esto último tampoco debería ser la regla. No hay un manual o una normativa para estos fines, ¿o sí?

Algunos afirman que el ave nacional debe ser endémica del Perú como el zambullidor de Junín (Podiceps taczanowskii), la pava aliblanca (Penelope albipennis), el colibrí cola de espátula (Loddigesia mirabilis) u otra especie similar de distribución restringida y exclusiva de algún territorio en el país. Otros dicen que más que todo debe ser elegida una especie que sea fácil de reconocer, como es el caso del águila harpia (Harpya harpyja) en Panamá o del cóndor andino (Vultur gryphus) en Bolivia, Ecuador, Chile y Colombia. Estas dos últimas son también dos especies “grandes” y emblemáticas, lo que las hace interesantes para fines de recordación e incluso educativos.

Algunos “opinólogos de la pajarería nacional” afirman que se debe oficializar esta denominación, sin saber al final qué ave debe tener este honor; otros defienden que siga siendo el gallito de las rocas porque ya está en la mente de todos, otros sugieren casi hasta un referéndum en el país por ser este un tema de interés nacional y un asunto casi impostergable para definir el futuro del Perú, otros sostienen que se debe dejar de ser tan rígidos con este tema porque, en caso de elegir un ave endémica del Perú, lo más probable es que nadie la conozca, salvo dos o tres personas. En fin, sea como sea, lo cierto es que este tema ocupa un lugar bastante alejado en la agenda política y en la opinión pública, por lo que al parecer todo quedaría igual por varias décadas y seguirían las discusiones improductivas en los medios digitales. Al parecer, llegaremos al bicentenario sin ave nacional.

Recordemos que ya hubo un intento de oficializar este tema a cargo del desaparecido y reconocido conservacionista Gustavo del Solar.  Como hace años escribí: “Su última acción política fue el intento de que el Congreso nombre a la pava aliblanca como ave nacional pues, a diferencia del gallito de las rocas (Rupicola peruviana), ésta es endémica del Perú. El proyectó contó con el apoyo de personalidades nacionales e internacionales, pero no logró ser aprobado. Ya en el 2003, se declaró a la pava aliblanca especie de interés nacional (Ley N° 28049)” (1).

Tal vez, el venidero congreso nacional de aves en Iquitos proponga algún espacio para esta discusión y produzca algún documento que permita empezar a zanjar el tema. Espero que los absurdos regionalismos, las posturas conservadoras o la sinrazón no lleguen a perturbar esta discusión, que, si bien no define el futuro ornitológico del país, es importante para construir mejores cosas en este “mundo pajarero” nacional tan disperso. No por el hecho de que el congreso sea en Iquitos debe ser un ave de la llanura amazónica. Yo por mi lado voto por el tordo parásito (Molothrus bonariensis), un ave invasora y de distribución amplia; que además es de color negro como el futuro; que es oportunista y parásita de puesta, pues deposita sus huevos en los nidos de otras aves para que los nuevos papas críen a sus polluelos, aprovechando la buena fe de otros y utilizando una figura similar a los “vientres de alquiler” tan conocidos por estos terruños. Esta ave tiene bastantes rasgos endémicos del Perú. Tiene mi respaldo.


Ver toda la discusión en:

Diciembre 2017

2 comentarios:

  1. El pollo a la brasa es más conocido y apreciado por todos los peruanos... Bromas aparte, mi candidato es el guanay. Saludos, Kiko...

    ResponderEliminar
  2. Pollito con papas, pollito con papas!! ¿Guanay? Sí, puede ser.

    ResponderEliminar