jueves, 17 de diciembre de 2009

MI CARTA A PAPA NOEL PARA ESTE CALUROSO AÑO 2010

Asumiendo que Papá Noel existe, le he escrito desesperada y velozmente esta pequeña carta en donde le hago algunos pedidos para esta deprimente navidad. Ojalá sepa escuchar mis peticiones, comentarios, tribulaciones, quejas y diatribas para que se las haga llegar a las personas y entidades respectivamente aludidas. Espero que el próximo año, si es que le vuelvo escribir, la lista de pedidos sea menos extensa.

Estimado Papá Noel:

Te saludo, y sin mediar más generalidades, dada tu escasez de tiempo en estas fechas, te envío mi lista de pedidos (sin ningún orden, ni prioridad. Todos son importantes).

Te pido que:

• Nos permitas ponerle freno a esos empresarios angurrientos que vienen devastando extensos terrenos de bosques para sus monocultivos, aniquilando la diversidad biológica, incrementando la inestabilidad social, enriqueciéndose descaradamente a costa de los más pobres y obviando todo tipo de respeto hacia los demás.

• Nos ayudes a detener esa locura llamada “Represa de Inambari” que no es más que un capricho brasilero para abastecerse de energía dejándonos a nosotros miserias, bosques destruidos, poblaciones desplazadas y un ripio.

• Los planes maestros de las Áreas Naturales Protegidas sean más concisos y claros (y antes que nada, te pido que “ajustes” a los respectivos implicados para que de una vez por todas se aprueben aquellos que circulan por ahí en busca de sellos y vistos buenos, desactualizándose cada día que trascurre) con la intención de que realmente sirvan de herramientas de gestión y no para rellenar estantes. No puede ser que se incluyan en ellos los participantes de los talleres, un marco legal extenso y decenas de páginas con información irrelevante para manejar eficientemente el área. O por lo menos que se edite una versión resumida que pueda ser leída y entendida por los pobladores locales y otros actores con el fin de que sepan “de qué se trata” y qué se quiere lograr.

• Nos ayudes a frenar las iniciativas mal llamadas científicas que lucran con nuestra diversidad biológica y que venden “cebo de culebra”. No estamos para experimentos. Además, no podemos permitir que nos quieran agarrar de “lornas” y que estos intentos improvisados y poco serios saboteen a las verdaderas investigaciones científicas que aportan información de primera clase. Ya es hora de ponerle freno y desenmascarar a estos falsos conservacionistas.

• Realmente funcionen las revisiones técnicas y que desaparezcan progresivamente esas “carcochas” contaminantes que circulan por doquier.

• Internen en un manicomio o que les metan una multa a todos esos energúmenos que tocan el claxon como enfermos mentales.

• Alguien le haga el pare a esos republicanos gringos (una de ellas es la guapa Sarah Palin, ex candidata a la vicepresidencia de los Estados Unidos) que se oponen a la reducción del CO2 de su contaminante país. En Estados Unidos deberían mandarlos por un tubo a estos estrechos de mente. Me hacen recordar a personajes cantinflescos de nuestra política que son unos obtusos con sus imposiciones religiosas medievales.

• Intercedas para que la Iglesia deje de “jorobar” con su insistente posición medieval, arcaica y ridículamente conservadora que se opone a una política de planificación familiar. No se dan cuenta que cada vez somos más y que necesitamos regular el aumento de población.

• Dejes sin regalo a aquellos padres de familia (y a todos en general) que botan basura a la calle delante de sus hijos (hace poco vi a un niño que abrió una caja de chicle y que botó la envoltura en la puerta de su casa. Luego el padre se agachó a recoger la basura ¡y la tiró más allá! ¡Esto es de locos!) y que no muestran nada de decencia ni respeto hacia los otros.

• Nos ayudes a estar preparados para cuando, debido al calentamiento global, nos volvamos caníbales y matemos a nuestros vecinos por un litro de agua. Lo bueno, en este caso, es que la Iglesia Católica garantizará que haya más humanos para estos oscuros fines.

• No nos detengamos en los esfuerzos por erradicar la minería informal en el país que está destruyendo cientos de hectáreas de bosques, envenenando ríos (y por ende a otras personas), así como acrecentando la pobreza y la violencia. Debemos optar por otros caminos que nos permitan mejorar nuestros sistemas productivos.

• Nos mantengamos alertas ante el ingreso de alimentos transgénicos y ante las ganas locas de hacer dinero de unos inescrupulosos fomentando el cultivo de organismos genéticamente modificados como alternativas para, según ellos, salvarnos de la hambruna a costas de sacrificar nuestra diversidad biológica.

• Salvemos de la extinción a varias especies biológicas. Siendo concientes que algunas no van a sobrevivir a la barbarie humana, te pido que le demos una mano al geko de las huacas (Phyllodactylus sentosus), al zambullidor de Junín (Podiceps taczanowskii) y al mono coto de Tumbes (Alouatta palliata). Estas son solo tres de los cientos de especies amenazadas en el país.

• Nos ayudes a encontrar incentivos reales para fomentar la educación y la investigación científica en el país.

• Nos des la fortaleza para enfrentar las consecuencias del calentamiento global. Seremos uno de los países más afectados en el planeta y si seguimos dando vueltas sin hacer nada, la vamos a ver negras.

• Hagas recapacitar a todos aquellos que creen que, invadiendo terrenos y haciendo imperar la fuerza y el abuso, hacen uso de “sus” derechos. Debemos dejar de ser el país de las invasiones y del “caballazo”.

• El Ministerio de Energía y Minas deje de otorgar a diestra y siniestra permisos de exploración y explotación mineros, tal como hace poco lo hizo con un proyecto aurífero en la Cordillera del Cóndor.

• Hagas algo para iluminar a nuestras autoridades para que de una vez por todas tomen medidas drásticas y urgentes que combatan el caos vehicular en Lima (y en todas las ciudades del país).

• Metas a la cárcel a todos esos choferes irresponsables que aún conducen pese a tener decenas de multas.

• Le confieras algo de masa gris a nuestros desprestigiados congresistas con la esperanza de que, en el tiempo que les queda por cobrar, perdón, por “legislar”, hagan algo productivo. Sé que es casi imposible, pero igual te lo pido por si acaso.

Gracias Papá Noel por la atención prestada. Espero que te esté yendo bien en tu trabajo y que sigas esforzándote todos los años por darnos esas pequeñas alegrías que hacen de la navidad, una verdadera ocasión para la reflexión. Gracias también por avalar y facilitar que nos tomemos unos minutos para pensar en lo(s) que más queremos, alejados de las tiendas, las luces, las opíparas reuniones, los tan sinceros deseos y las verdaderas ganas de comer y beber hasta reventar. Saludos cordiales y Feliz Navidad para los que han leído esta carta hasta el final.

4 comentarios:

  1. EME! qué triste, recién visito tu blog por una columna en peru21 (Baguatar) y encuentro tu carta.
    Buen blog, un saludo entristecido.

    ResponderEliminar
  2. Gusto de conocerte estimado servidor. Ojalá puedas leer también otros posts del blog. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Señor Angulo , no tengo informacion sobre alguien que investigue a los Alouatta palliata o nadie los investiga.

    ResponderEliminar
  4. Debe haber algún estudio en la UNMSM o en la UNALM con algunos mastozoólogos.

    ResponderEliminar