viernes, 28 de febrero de 2014

EL PROYECTO CONSERVACIÓN DE BOSQUES COMUNITARIOS Y LAS TRANSFERENCIAS DIRECTAS CONDICIONADAS (I)

Una de las principales amenazas a los bosques tropicales en el planeta
son las plantaciones de palma aceitera. De Tarapoto a Yurimaguas se
puede ver cientos de hectáreas con estos cultivos. Foto: Enrique Angulo
Pratolongo
En el año 2008, el Perú anunció, en la 14° Cumbre del Cambio Climático en Poznan, Polonia, que trabajaría incansablemente para aportar significativamente a la mitigación del cambo climático en el planeta apuntando a conservar cerca de 54 millones de hectáreas de bosques tropicales. Para ello, una de las medidas tomadas fue la creación del Programa Nacional de Conservación de Bosques para la Mitigación del Cambio Climático (Programa Bosques) liderado por el Ministerio del Ambiente. Uno de los principales socios estratégicos del programa es la Cooperación Alemana al Desarrollo (GIZ), entidad encargada de poner en marcha el Proyecto Conservación de Bosques Comunitarios (Proyecto CBC). Veamos de qué se trata.

Pero, antes de eso, recordemos que el Programa Bosques centra sus esfuerzos en las Áreas Naturales Protegidas; en las comunidades nativas y campesinas tituladas; en las concesiones maderables y no maderables; en los bosques de producción permanente; en las reservas territoriales para indígenas en aislamiento; y en parte de los humedales de la Amazonía (Abanico del Pastaza); todo esto en los bosques tropicales de selva alta, de selva baja, secos, andinos y de montaña. Además, para instrumentalizar su accionar, utiliza las Transferencias Directas Condicionadas (TDC); ejecuta proyectos y programas de inversión pública; y trabaja muy de cerca con los gobiernos regionales y con la cooperación internacional.

De este universo, el Proyecto CBC se centra exclusivamente en las comunidades nativas tituladas de la selva alta y baja; y en la implementación de las TDC. Y es que de las 54 millones de hectáreas de bosque tropicales por conservar, cerca de 14 millones de hectáreas (es decir, algo más del 26% del total) le pertenecen a las comunidades nativas y campesinas tituladas y están distribuidas en 17 departamentos en el país. Así, siguiendo con este “filtro”, se tiene que únicamente las comunidades nativas tituladas son dueñas del 19.6% del universo de bosques tropicales a ser conservadas por el Programa Bosques. Ya en el camino, se ha identificado que existen un total de 1324 comunidades nativas tituladas en el país.  

Así entonces, en la primera fase del proyecto (2010 – 2013) se ha logrado que, hasta el 2012, se haya firmado convenios con 48 comunidades para afiliarse a las TDC, lo que beneficia a casi 3200 familias y lo que implica la conservación de casi 450,000 hectáreas de bosques primarios. Para el 2013, se habría llegado a cerca de 80 comunidades afiliadas y se estima que con ello, se estaría protegiendo aproximadamente un millón de hectáreas. Los ámbitos de intervención del Proyecto CBC son la Selva Central, en las provincias de Oxapampa, en el departamento de Pasco; en la de Satipo, en Junín; y en la de La Convención, en Cuzco; y en las provincias de Bagua y Condorcanqui en el departamento de Amazonas. Asimismo, el 2013 se adicionó a la provincia de El Dorado en el departamento de San Martín. 

Antes de seguir, veamos cómo empezó todo esto y qué son las TDC.

Ja Wohl!

También en el año 2008, el Gobierno Federal de Alemania creó la Iniciativa Internacional de Protección del Clima (IKI, por sus siglas en alemán), con el objetivo de respaldar emprendimientos destinados a la protección climática en países en vías de desarrollo. La iniciativa busca aportar a la reducción de un 40% de la emisión de los gases de efecto invernadero de Alemania hasta el año 2020 (en relación al año 1990). El ente encargado de dirigir la iniciativa es el Ministerio Federal de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza y Seguridad Nuclear de Alemania (BMU, por sus siglas en alemán), el cual, mediante la aplicación de instrumentos innovadores y replicables que tengan impactos concretos, busca que sus resultados sean transferibles y aplicados con éxito en otros lugares.

A través de la iniciativa IKI, se viene ejecutando en el Perú cuatro proyectos: uno del Banco de Crédito para la Reconstrucción (KfW) y tres de la GIZ. El Ministerio del Ambiente es una de las contrapartes de la cooperación alemana, en donde el Proyecto CBC le brinda asistencia técnica al Programa Bosques. Así las cosas, el objetivo principal del proyecto es implementar exitosamente una política sostenible a largo plazo de compensaciones económicas (las TDC) para conservar bosques tropicales comunales.

Para tal fin, el proyecto se vale del desarrollo de criterios y procedimientos idóneos para la implementación de las TDC; de la creación de un sistema del monitoreo del impacto socioeconómico y de conservación de bosques como producto de las TDC; del desarrollo de capacidades de los actores con los que trabaja; y de la integración de las compensaciones económicas en la estrategia y en los objetivos del Programa Bosques.  

En base a lo anterior, el Proyecto CBC busca también garantizar la continuidad de la aplicación del mecanismo de las TDC, con el fin de asegurar la conservación de los bosques. Adicionalmente, como parte de su accionar ha dirigido diversos estudios y consultorías para definir la rentabilidad del mecanismo y sus efectos en las comunidades nativas beneficiarias, así como para buscar asegurar y definir futuras fuentes de financiamiento de esta herramienta, pues como se verá más adelante, las TDC implican el desembolso de dinero; y este, como todos sabemos, se acaba en algún momento (al igual que este tipo de proyectos que no son de eterna duración), por lo que es imprescindible ver de dónde obtenerlo a futuro para asegurar que el proceso se cierre y que se tenga los resultados esperados.

Para mí, por lo menos, queda claro que la idea no es transferir o entregar dinero permanentemente a las comunidades nativas para apoyarlas en un esfuerzo (o en varios) destinado a conservar su entorno y a sentar las bases para su desarrollo socioeconómico. Sus dirigentes y pobladores también deben hacer algo más, pues no siempre del cielo te caen limones. En fin, ese es otro tema del cual tengo un par de líneas en el tintero. Pero sigamos.     

La pregunta lógica es: ¿Qué son las TDC?

Si no se hace algo concreto e inmediato por nuestros
bosques tropicales, muchos espacios como la Reserva
Nacional Pacaya Samiria serán conocidos solo por fotos.
Foto: Enrique Angulo Pratolongo. 
Dicho en cristiano, las TDC es un fondo económico que implica el pago de S/. 10.00 (Diez y 00/100 Soles) por hectárea de bosque conservado al año. Es decir, si la comunidad nativa titulada X tiene cuatro mil hectáreas de bosques (titulados), recibirá cuarenta mil soles de manera directa por conservar esos bosques durante un año. Parece sencillo, pero no lo es. Atrás de todo esto hay un complejo sistema de condicionalidades, de procedimientos, así como de trabas y problemas por solucionar; y también existen beneficios, retos y desafíos por asumir, lo que lo hace más interesante. Sin embargo, pese a todo y hasta ahora, a mi parecer, este mecanismo funciona y sirve.

¿Qué implica que sean transferencias directas condicionadas? Implica que hay un traspaso u otorgamiento de dinero que se hace sin intermediarios a un beneficiario (la comunidad) y que incluye como condición el cumplimiento de una serie de compromisos para que se haga efectivo el pago y para poder seguir apostando por este mecanismo. Dicho sea de paso, afiliarse a las TDC es un proceso voluntario que requiere de la aprobación de la comunidad mediante su junta directiva o comunal.   

Además de ser un mecanismo inédito en el Perú para conservar bosques, una particularidad de las TDC en el Programa Bosques es que los incentivos entregados a los beneficiarios no pueden ser empleados para obras comunales, benéficas, culturales o de otra índole. Esto se diferencia de otros programas nacionales que también fueron implementados con este mecanismo como Juntos, Reparaciones Colectivas, Mi Chacra Productiva, Fondo para la Igualdad.

El incentivo económico debe ser utilizado en la implementación de planes de inversión que garanticen la ejecución de proyectos que traigan desarrollo y bienestar en base al buen uso de los recursos naturales y este debe ser administrado por el beneficiario a través de un comité de gestión. A eso, la correcta utilización de los fondos monetarios debe ser supervisada por un comité de vigilancia. Por cierto, ambos comités deben estar formados por los pobladores de la comunidad beneficiaria. El Proyecto CBC asesora técnicamente a ambos comités y por supuesto todo el proceso, desde la realización de los planes de inversión, su ejecución y el cumplimiento de las condiciones, las mismas que serán abordadas más adelante.

De esta manera, el uso del dinero recibido permite generar ingresos monetarios a través de activos que anteriormente no generaban un beneficio económico a los actores involucrados. Adicionalmente, con este modelo se gesta una interesante conjunción de la parte social, económica y sobre todo ambiental. Esto último no es muy común en fondos de este tipo. A su vez, es de destacar que se busca lograr que los involucrados entiendan y sepan que sus bosques tienen un costo económico y un valor intrínseco importante para ellos y para el planeta también; y que estos pueden ser aprovechados racionalmente.

Además, es imprescindible transmitir a los beneficiarios que mediante la conservación de sus bosques, ellos mismos pueden beneficiarse directamente, por ejemplo, mediante la regulación del clima, la obtención de productos naturales, el ofrecimiento de servicios ambientales, entre otras maneras. Se puede mejorar la calidad de vida conservando y utilizando responsablemente el entorno (¡pero hay que creérsela y trabajar para eso!). Lo más importante, a mi parecer, es que se puede anhelar a tener mejores oportunidades mediante un traslado de capacidades, siempre y cuando se quiera cambiar y mejorar.  

Como ya es costumbre, todo esto continuará en la siguiente entrega.

PD. Para conocer más sobre el Proyecto Conservación de Bosques Comunitarios (Proyecto CBC), visitar el siguiente enlace: http://www.bmu-cbc.org.pe/ Les recomiendo revisar las publicaciones realizadas en el marco de este interesante proyecto.

Febrero 2014

Artículo aparecido en la versión online de la Revista Rumbos: 
http://www.rumbosdelperu.com/el-proyecto-conservacion-de-bosques-comunitarios-y-las-transferencias-directas-condicionadas-i--V1403.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario