miércoles, 17 de junio de 2009

ELEMENTOS FORÁNEOS ACARREAN TRANSFORMACIONES IRREVERSIBLES: EL ATAQUE DE LOS “CIVILIZADOS” A LOS AGUARUNA

La “civilización” debería aportar adelantos y la consiguiente mejora de la calidad de vida. Sin embargo, los Aguaruna vienen sufriendo transformaciones que pueden hacer sucumbir a esta etnia, pues los elementos occidentales modifican su cosmovisión y producen el resquebrajamiento de la familia, la piedra angular de la sociedad aguaruna.

La sociedad Aguaruna tiene como fundamento básico la familia o el conjunto de personas unidas por lazos de consaguinidad. El vínculo familiar es el motor de todas las relaciones, alianzas, sistemas productivos y demás maneras de interrelación. A través de ella, se transmiten los cocimientos a las generaciones futuras. A su vez, ésta determina los futuros matrimonios y la búsqueda de aliados y nuevos territorios. El engranaje social Aguaruna se mueve en y por la familia. Su cosmovisión y conocimientos, se originan y trasladan gracias al estrecho lazo familiar, lo que origina la estructura horizontal de su sociedad.

Un amigo aventurero me comentó hace un tiempo que estando en la zona, fue invitado a una celebración. Él se imagino una ceremonia con música y ritos propios de la sociedad aguaruna. Grande fue su sorpresa cuando llego a la fiesta. La música tropical, las cervezas y el clima parrandero imperaban. Esta situación refleja claramente parte de los cambios que se vienen dando de manera irreversible.

Las relaciones sociales, frágil sostén de los Aguaruna

En esta sociedad, las parejas jóvenes viven en la casa de los padres de la mujer. Esta medida garantiza la incorporación de una fuerza más para el hogar. A temprana edad, los niños son mezclados entre primos para facilitar que su posterior unión se dé de manera natural. El matrimonio entre primos les permite establecer alianzas y mantener una línea horizontal más extensa en la familia. Sin embargo, esta costumbre está desapareciendo gradualmente.

Los nuevos lazos familiares, los ingredientes modernos y su influencia, inician un proceso de descomposición del sostén de esta sociedad vulnerable. Las relaciones familiares establecen los cimientos de esta comunidad. Ante la avalancha intrusa, está condenada a desaparecer devorada y digerida por el avance de los “culturizados”.

Los cambios que se vienen dando

La inmigración a territorios Aguaruna, es la portadora de características y patrones de comportamiento ajenos a este pueblo. Estos se van filtrando y asentando en la sociedad generando nuevas relaciones familiares. Nuevos roles, tanto de la mujer como del hombre y, el eclipse parcial de la transmisión de conocimientos de generación en generación. Asimismo, es portadora de otro elemento que resquebraja los patrones culturales: las sectas evangélicas. En su imparable misión de enrolar adeptos, introducen costumbres y prerrogativas que modifican el estilo de vida ancestral y transforman por completo la cultura local.

Un ejemplo claro de la influencia evangélica, es la prohibición del uso de plantas medicinales y del consumo del masato, bebida importante dentro de las relaciones sociales. Esta bebida es producida y administrada por la mujer, confiriéndole el atributo de dominar y regir su suministro, fortalece su rol en el hogar y le otorga un papel preponderante en eventos sociales (fiestas y mingas). La mujer aguaruna regula y busca mantener estas tradiciones. Su rol es decisivo, pero cada día pierde protagonismo y su poder se va desvaneciendo.

Esto genera grietas que se manifiestan en problemas de índole familiar, que tendrán consecuencias en las generaciones venideras. La mujer se halla en un periodo de transición difícil e inestable. Por un lado, continúa rigiéndose por las costumbres de un pasado ancestral y por el otro, los elementos foráneos no le permiten mantener su rol establecido.

Un fenómeno de singular importancia es la alta cuota de suicidios de mujeres aguaruna en la zona del Medio Marañón. Este fenómeno encuentra, posiblemente, su origen en las actuales transformaciones sociales. La mujer sufre más estos cambios, pese a que el hombre tiene un contacto más directo con el nuevo estilo de vida. Los cambios en la sociedad Aguaruna deben ser analizados y entendidos cabalmente para poder establecer el impacto que produce la inmigración. Los Aguaruna están siendo invadidos y atacados. Aún estamos a tiempo para combatir este flagelo civilizado.

Artículo publicado en julio de 2005 en la versión online de la Revista Viajeros:
http://www.viajerosperu.com/articulo.asp?cod_cat=8&cod_art=157

No hay comentarios:

Publicar un comentario