miércoles, 17 de junio de 2009

INVASORES DEL SANTUARIO HISTÓRICO BOSQUE DE PÓMAC SERÁN DESALOJADOS

El martes 9 de enero se dictó la sentencia y fue notificada el martes 16 de enero. Los invasores tienen seis días para desocupar los territorios invadidos tras la notificación. Ésta noticia debe sentar un precedente en el país. El Estado y la sociedad civil están en la obligación de velar por los zonas protegidas y no deben permitir que inescrupulosos depreden importantes áreas del país de manera impune. El proceso judicial de desalojo de los invasores del Bosque de Pómac permitirá que este importante santuario histórico se recupere en beneficio de los pobladores locales.

Finalmente y tras un arduo proceso judicial, los invasores del Santuario Histórico Bosque de Pómac dejarán los terrenos ocupados. Cerca de 150 familias ubicadas principalmente en dos sectores dentro de esta zona protegida, se dedicaban a la extracción de algarrobos para venderlos como leña y a una agricultura y ganadería incipiente en los terrenos deforestados. Las áreas invadidas ilegalmente dentro del santuario, corresponden a dos sectores: el sector Pómac I, también conocido como "La Palería", ocupado por la Asociación Agropecuaria Santa Clara "A", con una extensión de 235 Ha., de las cuales se ha depredado el 50%, y el sector Pómac II – Zona Arqueológica, ocupado por la Asociación Asentamiento Rural Ganadero Agrícola "La Palería" del predio Batan Grande, con una extensión de 1400 ha, de las cuales se ha depredado el 50% para uso agrícola.

Así también, existe un tercer grupo de invasores no identificados que presentaron su defensa, pero que al igual que los dos grupos anteriores, serán desalojados. El proceso de desalojo se inició en audiencia única el 9 de agosto del 2005 en el Juzgado del Poder Judicial de Ferreñafe como primera fecha y se continuó con la misma, el 15 de agosto. Luego, el 25 de noviembre se realizó una inspección judicial a la zona invadida. Se continuó con la inspección judicial el 02 y de diciembre y se culminó el 14 del mismo mes tras la evaluación de los cultivos instalados ilegalmente en los sectores invadidos.

Terminada la inspección judicial y presentados los alegatos de las partes litigantes, que son: el Procurador Público del Ministerio de Agricultura a favor del santuario y los demandados, es decir, los invasores del santuario, así como negadas las apelaciones presentadas por los demandados en contra de la inspección judicial, y resueltas las tachas presentadas por los demandados en contra el procurador, la Juez emitió la esperada sentencia el pasado 9 de enero.

La sentencia ordena que los invasores desocupen y hagan entrega de las tierras que vienen ocupando, dentro de un plazo de seis días bajo amenaza de lanzamiento en caso de incumplimiento, es decir si no cumplen con dejar los terrenos invadidos serán desalojados "a la mala". Actualmente, las diversas instituciones involucradas y las comunidades organizadas, vienen supervisando que la sentencia sea cumplida y que los invasores desalojen los terrenos invadidos en los plazos de ley.

Esta buena noticia realza el trabajo incansable del Comité de Gestión del santuario y de todos los interesados en proteger la mayor y más importante formación de algarrobos del país. El Bosque de Pómac es una importante muestra del bosque seco y alberga una gran variedad de fauna típica de la Región Endémica Tumbesina. En pleno santuario fue descubierto el Señor de Sicán en 1995 e importantes restos de la Cultura Sicán.

La categoría de santuario histórico es una de las más estrictas dentro del Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SINANPE) y en total contradicción con esta categorización, el Bosque de Pómac fue invadido parcialmente y deforestado. Junto con la zona reservada de Laquipampa, el área de conservación privada Chaparrí y los humedales de Puerto Eten, Pómac forma parte de un importante eje turístico en Lambayeque que debe ser conservado y que ofrece alternativas de desarrollo.

Es importante fomentar la participación de los pobladores de la zona para que colaboren con las autoridades del Estado a fin de proteger el santuario y todas las demás zonas protegidas. Esta buena noticia debe alentar a todos para que se incrementen las medidas de seguridad y no permitir este tipo de abusos contra los patrimonios del país.

Artículo publicado el 18 de enero de 2006 en la versión online de la Revista Viajeros:
http://www.viajerosperu.com/articulo.asp?cod_cat=7&cod_art=195

No hay comentarios:

Publicar un comentario