miércoles, 17 de junio de 2009

UN TOUR PELÁGICO EN EL MAR PERUANO: A LA BÚSQUEDA DE DELFINES, BALLENAS Y AVES DE ALTA MAR

El mar del Perú ofrece una posibilidad fascinante para observar delfines, ballenas, pingüinos de Humboldt, albatros, petreles, zarcillos y quizá al mamífero más grande del mundo: la ballena azul. Un tour pelágico es una manera fabulosa e inolvidable de conocer a las aves que nunca se acercan a la costa y al ecosistema marino en pleno. Esta forma de hacer ecoturismo puede ser una excelente estrategia para fomentar la conservación de la fauna marina antes de que sea demasiado tarde.

¡Delfines a las 3¡ ¡Albatros a las 12! ¡Pingüinos a las 11! ¡Petreles a las 2! ¡Cormoranes a las10! Estos gritos al principio incomprensibles provienen del guía de la expedición e indican la ubicación de las especies marinas que podemos apreciar. Ubiquémonos en el centro de un reloj de manecillas. La manecilla que apunta a las 12 estará exactamente delante de nosotros, la de las 3 a nuestro costado derecho, la de las 9 a la izquierda. De ahí deducimos las otras, la de las 11, por ejemplo, estará apuntando al horizonte y levemente a la izquierda. De este modo se comunican los observadores de aves o birdwatchers para anunciar las apariciones en alta mar.

¿En qué consiste un tour pelágico? Consiste en navegar mar adentro aproximadamente 75 u 80 kilómetros hasta alcanzar el zócalo continental del mar peruano (más allá de los 200 metros de profundidad), el cual se caracteriza por su mayor profundidad y por la presencia ocasional de ballenas. En esta zona se pueden observar aves pelágicas, es decir aquellas aves que viven y duermen en alta mar y que nunca se acercan a las costas del continente. Estas solo pisan tierra firme para anidar. Los albatros son un ejemplo representativo y pese a que están actualmente en peligro de extinción, se les puede ver a lo largo del litoral peruano. Estas aves de gran envergadura (miden de 2,60 m a 3,20 m con las alas extendidas) anidan cada dos años exclusivamente en las Islas Galápagos y en la Isla La Plata en las costas de Ecuador.

¿Cómo reconocemos la presencia de las ballenas? Si en el horizonte vemos una bandada de aves revolotear en el agua, o divisamos chorros de agua ascendentes, estamos ante la presencia de estos mamíferos de espectacular tamaño e imponente presencia. Las ballenas se encuentran amenazadas por la inclemente cacería por parte de flotas japonesas que las interceptan en su tránsito por las costas de Ecuador, Perú y Chile.

El tour pelágico nos brinda también la posibilidad de divisar delfines en numerosa cantidad escoltando a la embarcación y jugueteando al costado de ella. Los delfines nos muestran su perfecta adaptación al medio acuático y no tienen reparo alguno en ofrecer un espectáculo único realizando miles de piruetas y saltando repetidamente frente a la embarcación dejando boquiabiertos a los amantes de la naturaleza que se deciden por esta inolvidable aventura.

Los delfines: ¿saltando a su extinción?

Estos simpáticos e inteligentes animales están siendo aniquilados a lo largo de toda la costa peruana. La pesca con dinamita y con redes, la destrucción y contaminación de su medio ambiente y la extracción ilimitada de peces que constituyen su dieta, están ocasionando una importante reducción de su población. Aún se puede observar en algunos puertos peruanos la venta ilegal del muchame, que es la carne seca y salada de delfín, o de la carne fresca ofrecida como “chancho marino”. Su consumo ocasiona que esta especie siga sufriendo la caza furtiva y que pueda desaparecer en los próximos años.

Los delfines más comunes en el Perú son el delfín pico de botella, el delfín oscuro, el bufeo y el delfín común. En 1976 se descubrió una nueva especie para la ciencia oriunda del mar peruano: el zifio peruano (Mesoplodon peruvianus). Se trata de una especie similar al delfín. También es conocido como ballena picuda y llega a alcanzar una longitud de hasta 4 metros. Esta especie se encuentra igualmente amenazada y urge protegerla de la cacería y de las prácticas ilegales de pesca.

La ballena azul: el mamífero más grande del mundo

En la costa peruana se puede apreciar entre las ballenas más comunes a la ballena jorobada, la ballena franca, la ballena azul y el cachalote o ballena esperma. Muchas de estas se hallan en tránsito de la Antártida a las costas del extremo norte del Perú y las costas de Ecuador y Colombia, lugares propicios para su reproducción. La ballena azul es el mamífero más grande del mundo y puede alcanzar una longitud desde 24 hasta 33 metros y llegar a pesar entre 84 y 150 toneladas. La hembra es más grande que el macho y se alimentan de plancton, peces y pequeños crustáceos denominados krill.

Estos cetáceos no se libran de la caza indiscriminada, en especial las especies más grandes como el cachalote, el cual llega a alcanzar 18 metros de largo y 65 toneladas de peso. Las ballenas se dividen en dos grupos principales, las ballenas con barba, a la que pertenece la ballena azul y las ballenas con dientes, como el cachalote, que es a su vez la más grande de este grupo.

Tour pelágico: una estrategia para conservar la fauna marina

Esta forma de hacer ecoturismo ofrece una muy buena posibilidad para el desarrollo de una cultura de conservación de las especies marinas y puede convertirse en una fuente de ingreso alternativo para los pescadores y los habitantes de las comunidades costeras. A través de esta actividad se desprende claramente que la protección de las ballenas, de los delfines y de las aves pelágicas ofrece mayores beneficios e ingresos que su aniquilamiento. Es necesaria a su vez la protección del ecosistema marino, pues este es el hábitat de estas especies. Se debe a su vez penalizar y castigar a los cazadores de delfines y a los consumidores de su carne.

Los tours pelágicos y las expediciones a las islas del litoral peruano para observar ballenas, delfines, lobos marinos y aves pelágicas son muy requeridos por los miles de turistas que visitan el Perú. El turismo deja divisas importantes al país y promueve el desarrollo local. Esta alternativa racional de utilizar los recursos naturales debe ser difundida y promovida en nuestro medio por las autoridades competentes. El ecoturismo fomenta la conservación de la fauna marina y del mar del Perú. Es indispensable del mismo modo, fomentar alternativas y técnicas selectivas de pesca en nuestra costa si no queremos desaparecer todas las especies que habitan en nuestro mar.

Artículo publicado en diciembre de 2004 en Infoecología:
http://www.infoecologia.com/Biodiversidad/bio2004_2006/bio2004/noviembre04/tour_pelagico_200412020101.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario