martes, 16 de junio de 2009

LOS PANTANOS DE VILLA: REFUGIO DE VIDA SILVESTRE AMENAZADO


La Zona Reservada Los Pantanos de Villa recibió el 31 de agosto la categorización definitiva de Refugio de Vida Silvestre (RVS). De este modo, los Pantanos de Villa se convierten en la segunda zona protegida dentro del Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SINANPE) que recibe dicha categoría, después del RVS Laquipampa, categorizado como tal en julio del presente año. El Estado declaró a Laquipampa y a los Pantanos de Villa como Zonas Reservadas en 1982 y 1989 respectivamente. Coincidentemente, ambas zonas protegidas eran las Zonas Reservadas más antiguas dentro del SINANPE.

El objetivo principal del RVS Los Pantanos de Villa es el de conservar una muestra representativa de los pantanos del Desierto Pacífico Subtropical, incluyendo muestras vegetales representativas de los pantanos costeros, así como la avifauna migratoria y residente con algún grado de amenaza. Además, el RVS Los Pantanos de Villa busca proveer las condiciones logísticas para fomentar la investigación de la diversidad biológica y mantener el paisaje con el fin de incentivar las actividades educativas y turísticas. Por otro lado, esta zona protegida por el Estado busca conservar la belleza paisajística y los cuerpos de agua.

Los Pantanos de Villa están ubicados en el distrito de Chorrillos, en la ciudad de Lima, y tienen una extensión total de 263,27 ha. Sus aguas se encuentran conectadas con el sistema hidrológico del Río Rímac (cuyas aguas subterráneas afloran en una depresión natural que facilita la formación de lagunas y totorales), convirtiéndose en lugares valiosos por ser un almacén de material genético, así como de diversidad biológica. Además, son un punto importante de parada o “stop” de muchas aves migratorias, provenientes principalmente del norte del continente.

Diversidad biológica

En sus territorios se registran 178 especies de aves (77 migratorias, 52 residentes y el resto, registros eventuales). Las aves migratorias incluso se pueden subdividir de acuerdo a su procedencia: América del Norte, América del Sur, Andes y locales. Del mismo modo este humedal es el hábitat de especies vegetales y/o animales cuando se encuentran en una etapa crítica de su ciclo biológico. Dentro de las aves registradas en peligro crítico está el Potoyunco Peruano (Pelecanoides garnotii), asimismo habitan especies en peligro tales como el Pelicano Peruano (Pelecanus thagus), el Guanay (Phalacrocorax bouganvilli) y el Piquero Peruano (Sula variegata). Además, habitan en él aves casi amenazadas como el Zambullidor Blanquillo (Podiceps occidentalis) y la Gallareta Gigante (Fulica gigantea).

Su cercanía a Lima y su fácil acceso, hacen de Villa un punto obligado de visita. Por otro lado, la variada avifauna del lugar la convierte en un destino de los observadores de aves que están de paso por la ciudad capital.

Los Refugios de Vida Silvestre

Las Áreas Naturales Protegidas (ANP) de uso directo incluidas en el SINANPE comprenden a las Reservas Nacionales y Paisajísticas, los Bosques de Protección, los Refugios de Vida Silvestre, las Reservas Comunales y a los Cotos de Caza. Estas ANP buscan garantizar la protección de la biodiversidad y además, permitir alternativas de desarrollo sostenible y sustentable que se traduzca en mejoras de la calidad de vida de las poblaciones locales.

Adicionalmente, deben fomentar el aprovechamiento de los recursos naturales, prioritariamente por las poblaciones locales, bajo los lineamientos de un plan de manejo. Los RVS permiten una intervención regular con fines de manejo que garanticen un hábitat propicio a las especies que allí habitan o para ofrecer ciertas facilidades a especies determinadas en los procesos de reproducción y de la recuperación de su población.

Esta categoría presenta una posibilidad interesante de manejo racional del medio ambiente, modificando el proceso evolutivo y el ciclo natural en beneficio de las especies que se conservan. Por ejemplo, se pueden cortar totorales, drenar cuerpos de agua, construir refugios o nidos u otras actividades que aseguren la persistencia de diversos procesos que faciliten la adaptación de especies. Sin embargo, pese a que los RVS son de uso directo, esto no permite que algunos productos extraídos como el totoral, sean comercializados para el beneficio de los pobladores. En todo caso no está bien definido como es el manejo de los recursos extraídos.

Importante sitio RAMSAR amenazado

El RVS Los Pantanos de Villa es uno de los once sitios del país reconocidos por la Convención RAMSAR, que es un tratado intergubernamental que busca promover la “conservación y uso racional de los humedales”. Sin embargo, pese a su relevancia, este importante ecosistema presenta diversas amenazas con las que debe lidiar para asegurar que se cumplan sus objetivos. Si bien la categorización definitiva otorgada por el Estado es un paso importante para establecer los lineamientos de un uso sostenible que garanticen su conservación, aún quedan muchas tareas por realizar.

Esta importante medida adoptada por el Estado debe abarcar o concluir en todo caso, otros aspectos tales como la zonificación del espacio protegido, de tal manera que se definan los usos del humedal, así como permitir que la protección de Los Pantanos de Villa se autofinancie a través de los ingresos por entradas. Se deben concluir y aprobar el Plan Maestro del RVS y los Planes de Manejo, los mismos que deben reflejar los objetivos y posibilidades de esta ANP.

La categorización definitiva permite establecer los límites exactos de las zonas de amortiguamiento, las mismas que son invadidas en la actualidad por pobladores aledaños, quienes realizan en ellas diversas actividades que van contra la integridad de los pantanos como el pastoreo, arrojo de desechos sólidos, invasión de terrenos y quema de terrenos para una agricultura incipiente. Estas últimas amenazas se comprobaron claramente hace algunos meses a través de un incendio de grandes magnitudes en la zona.

Los Pantanos también sufren otras amenazas como lo es el arrojo de desmonte y desechos sólidos en su territorio ante la falta de autoridades que protejan la intangibilidad del área. Por otro lado existe también un problema relacionado con el ruido que produce el continuo tráfico por una de las avenidas que limita con la zona protegida. Los niveles del ruido exceden del límite máximo permisible y atentan contra la integridad del ecosistema. Así también, existen diversos desagües que desembocan en las lagunas generando contaminación.

Además, existen otros problemas en las inmediaciones del RVS: la presencia de ladrones que asaltan a los turistas y observadores de aves nacionales, así como extranjeros. Si bien estos hechos no se dan dentro de las zonas protegidas, el Estado debe tomar la iniciativa y frenar esta ilícita actividad. Por otro lado, se debe buscar financiamiento externo para realizar la implementación de una mejor señalización dentro del humedal y contratar Guardaparques que velen por la seguridad interna y la de las zonas de amortiguamiento de los pantanos.

Es imprescindible también fomentar el diálogo con los pobladores locales con el fin de que se les involucre en la conservación de los pantanos y que se implementen estrategias de acción conjuntas para el beneficio de todos. Además, se deben aplicar los mecanismos legales para los que atenten contra las medidas de protección que se establezcan. Es importante seguir de cerca el desarrollo del segundo RVS del país. Apoyemos y demos el ejemplo demostrando que todavía se pueden hacer cosas buenas en el Perú.
Artículo publicado el 8 de octubre de 2006 en el Suplemento Semana del Diario El Tiempo de Piura.

7 comentarios:

  1. me ayudo muzho para relizar un debate lo q mencionas aqui, gracias y exitos en lo q haces y te propongas

    ResponderEliminar
  2. mmm.. muy interesante.........

    ResponderEliminar
  3. muy interesante todo lo que dice me ayudo mucho...

    ResponderEliminar
  4. Alguien me puede decir? quee animales estan en peligro de Exticion?

    ResponderEliminar
  5. Gracias wevonon de enrique. muy bien tu material cara de huevon

    ResponderEliminar