sábado, 13 de junio de 2009

CHINALINDA. AMENAZAS DE CONTAMINACIÓN DESDE LA GRAN MURALLA

He tomado prestado el nombre común de un caracara (Phalcobaenus megalopterus), conocido en algunas regiones del Perú como chinalinda, para tocar —una vez más— un tema que tiene que ver con el gran dragón chino que se proyecta como la primera potencia mundial con consecuencias –a primera vista- negativas para el medio ambiente. Y es que todos los esfuerzos que realicen los países del planeta para reducir la emisión de CO2 podrían verse opacados por el desarrollo industrial de la China linda.

No existen cifras oficiales del Gobierno de la China linda al respecto. Dicho silencio parece haber sido quebrantado puesto que investigadores de la estatal Academia China de Científicos han presentado un informe alertando que el país de la Gran Muralla ha duplicado la cifra de emisión de gases de efecto invernadero “relevando en la punta” a Estados Unidos, incluso ya desde el año pasado. Las emisiones de gases de efecto invernadero de la chinalinda seguirán aumentando dramáticamente si no se toman medidas urgentes.

El informe estima que para el 2020, el país con la mayor población humana emitirá 2,5 billones de CO2; y en el año 2030 podrían ser 4 billones; es decir el doble de la cantidad que emiten actualmente. Para “alucinar” la cifra, el año pasado se estima que todos los países del mundo emitieron 10 billones de toneladas de CO2, de las cuales, el 85% se deben al uso de la energía fósil. Según el informe del Oak Ridge National Laboratory de Estados Unidos, en el 2007, la chinalinda superó a los gringos en emisión de CO2 (1,7 billones de toneladas contra 1,6). Rusia ocupó el tercer lugar con 432 millones de toneladas, seguido muy de cerca por la India.

El mal genio de la chinalinda

El informe de la Academia China de Científicos no otorga cifras sobre la emisión de gases de efecto invernadero de su propio país, no obstante, el “Informe Energético de China” 2008 alerta sobre el riesgo de que el gobierno de la chinalinda se “achore” y diga que no reducirá sus emisiones de CO2, en vista de su gran crecimiento industrial. A la China no le interesa cómo se defina la “responsabilidad histórica”, ya que su desarrollo no puede ser frenado. Es por eso que ella aconseja que se planifique una estrategia a largo plazo que contemple la emisión de gases de efecto invernadero. No hay otra, porque detener su desarrollo, ni hablar.

Y todo esto cuando el próximo año las Naciones Unidas intentarán lograr un acuerdo para después del Protocolo de Kyoto que vence el 2012. Los más “afanosos” son los europeos, quienes para el 2020 se han propuesto reducir sus emisiones hasta un 20%. Además, los del viejo continente son de la idea de que los países en vías de desarrollo deben comprometerse a reducir sus emisiones entre un 15 y 30%. La chinalinda parece no sentirse aludida y continúa con sus cosas, total, ella no se considera en desarrollo, sino, una mujer bien madura.


Una gran parte de los expertos en cambio climático vienen advirtiendo desde hace años (¿será cierto?) que los países en extensión y en vías de desarrollo deben ser incluidos con mayor fuerza en la política medioambiental global.

El intento de lograrlo fue muy difícil debido a razones políticas, y a que los países como Brasil, India y la chinalinda argumentaban que no podían frenar su desarrollo ya que tienen todo el derecho a crecer. Tanto así, que se han negado a firmar algunos tratados internacionales y a aceptar metas en cuanto a la protección del planeta. Si sus emisiones siguen aumentando a pasos agigantados, los esfuerzos de los otros países serían casi en vano.

Muchos investigadores temen que tal situación puede suceder, ya que muchos habitantes de la chinalinda son “ecológicos” hasta el momento solo por ser pobres. Todo esto ha ocasionado que Estados Unidos haya rechazado firmar la ratificación del Protocolo de Kyoto utilizando entre sus argumentos de que, si la chinalinda no firma nada, no tiene sentido tal decisión. El reto actual es romper con todo esto, pero será muy difícil pues la chinita no entra en vainas y está imparable.

Y para remate la crisis financiera

La crisis global financiera podría ocasionar que el tema medioambiental pase a un segundo plano. En estos días los europeos intentan aprobar un paquete de medidas para reducir la emisión de CO2 y reformular su política energética. No obstante, dentro del viejo continente han aparecido voces en contra como las de Italia y Polonia, mientras que Alemania y Francia se mantienen firmes en lograr que se apruebe la política medioambiental de la Comunidad Europea.

Los expertos alertan que no se debe dejar de lado el tema medioambiental pues la crisis financiera podrá pasar, pero los efectos producidos por el cambio climático pueden tener consecuencias catastróficas en los siguientes decenios. Y regresando con la chinalinda, ella ya nota los efectos del calentamiento global, pues ya se perciben fenómenos climáticos extremos como altas temperaturas, lluvias torrenciales y largas sequías que se presentan cada vez más seguidos y con mayor intensidad. Pobre la china.

Si todo continúa así, la producción agrícola y ganadera de la chinalinda se verá terriblemente afectada; y con esto, no podrá alimentar a sus más de 1300 millones de chinitos. Desde mediados de los ochenta, la chinalinda ha vivido 21 inviernos “calientes”. El del 2007 fue el más caliente desde 1951. Así ella acepte oficialmente ser la que más CO2 emite a la atmósfera, su política energética no va a cambiar. La presión hacia la chinalinda para que modifique su política ambiental crece, sin embargo ella dice que ya ha aclarado que algo hará para combatir el calentamiento global, pero que ni hablar detendrá su desarrollo.

La chola linda

En nuestro querido Perú suceden cosas que escapan muchas veces a la racionalidad. No entiendo cómo es que el Ejecutivo permite que los autos usados sigan entrando al país para continuar con la contaminación y los accidentes. Claro, el lobby de los empresarios debe ser contundente. Pero, es necesario que se entienda que el parque automotriz crece desordenadamente y además que, ante la falta de las revisiones técnicas, el panorama es más desalentador. Todo el “parchado” de las calles y avenidas no han mejorado el tráfico.

Asimismo, cómo entender que se depreden impunemente las algas de nuestro litoral y que la pesca indiscriminada de nuestra riqueza marina siga dándose ante la inoperancia de los organismos del Estado. No logro entender qué estamos esperando para actuar de una vez y frenar estos delitos. Tampoco entiendo cómo es que se quiere construir una Costa Verde a lo Miami si se aprecia que el litoral limeño luce un mar no muy atractivo y limpio (antes de aterrizar en el aeropuerto se ve el colector de Taboada descargando un desagüe impresionante); y si además no hay una política integradora en este aspecto. ¿Qué se ha hecho al respecto? ¿Por qué no se construye un colector submarino?

Es primordial, como primer paso, realizar un ordenamiento territorial para abordar el tema de forma responsable y técnica. No nos emocionemos y actuemos sin planificación. Al igual que la chinalinda estamos en un supuesto desarrollo —claro, es inútil comparar cifras, pues la china nos lleva años luz—, pero sí podemos establecer medidas importantes para no crecer desordenadamente. Los efectos del calentamiento global ya nos afectan y lo seguirán haciendo. No seamos ingenuos al pensar que eso es un tema ajeno a nosotros.

Artículo publicado el 19 de diciembre de 2008 en la versión online de la Revista Viajeros:
http://www.viajerosperu.com/articulo.asp?cod_cat=11&cod_art=1195

No hay comentarios:

Publicar un comentario