viernes, 12 de junio de 2009

OTRA VEZ LA CHINA


No puedo dejar de pensar en ella. Esta china siempre me atormenta por lo que no puedo dejar de tenerla presente. Por eso, volveré a abordar algunos aspectos sobre su proceder. Todo esto a raíz de lo último que he leído sobre algunos pronósticos del clima mundial en donde se enuncia que en China la emisión de gases de efecto invernadero se podría duplicar en los siguientes años, con lo cual las consecuencias negativas del calentamiento global podrían aumentar aceleradamente. La visión de muchos científicos es pesimista. ¡Ay chinita!

Y es que con todas las medidas que los otros países puedan tomar, la cantidad de CO2 liberada por China incrementará drásticamente todos los efectos del calentamiento global. Según Dabo Guan de la Universidad de Cambridge de Inglaterra, “muchos países industriales desean que China se comprometa a reducir sus emisiones de dióxido de carbono, pero el país no está en condiciones de hacerlo”. Guan ha publicado diversos trabajos al respecto y en su último artículo aparecido en la revista especializada Geophysical Research Letters analiza junto a otros científicos los datos de la Agencia Internacional de Energía (AIE) sobre China.

Uno de los resultados indica que, pese a la posibilidad de que en el planeta se implemente una efectiva y progresiva política destinada a usar fuentes de energía amigables con el medio ambiente, la emisión de CO2 por parte de la China en las siguientes dos décadas se puede duplicar. Desalentador. Es decir, la cuarta potencia industrial del mundo seguirá creciendo a pasos agigantados (pero más lentamente) a pesar de la actual crisis financiera. La construcción de carreteras, ciudades, infraestructura e industrias no se detendrá y con eso la demanda de cemento, energía y otros aumenta. En resumen, lo que los otros países puedan hacer para frenar el calentamiento global puede quedar en nada o casi nada.

En el país más poblado del mundo (se estiman que hay 1500 millones de chinos) se han construido 47 nuevos aeropuertos entre 1990 y 2002, asimismo, la red de carreteras creció entre 1981 y 2002 en 800 000 kilómetros. Además, dada la apertura progresiva y/o parcial de China, muchas familias están adoptando un estilo de vida más occidental, es decir, el uso de aire acondicionado, refrigeradoras, computadoras, televisión y otros artefactos. Por ende, el consumo de energía de los chinos aumenta y aumentará exponencialmente.

Hablan las cifras

Para cubrir las crecientes demandas energéticas de China, las centrales energéticas de dicho país —según cifras de la AIE— necesitarán hasta el 2030 más de 8 600 terawatts (es decir, 10¹² watts), lo que equivale a tres veces la energía consumida en el 2006. En base a estas y a otras cifras, Guan construyó un modelo de predicción para las siguientes dos décadas en un escenario optimista asumiendo que cada central energética que se construya a partir de la fecha en China contaría ya con la tecnología CCS (carbon capture and storage). El escenario es tétrico debido a que, pese a ese supuesto, la producción de CO2 en el país asiático aumentaría hasta en 80% para el 2030.

Lamentablemente, la tecnología CCS que retienen el dióxido de carbono de los gases industriales está aún en un periodo de prueba y recién se aplicaría en el 2025. En otras palabras, pese a hacer el cálculo en el best case, los pronósticos son desalentadores. Los científicos estiman además que para el 2030, de cada cinco centrales energéticas, por lo menos tres de ellas seguirán siendo obsoletas ocasionando una gran contaminación ambiental. Adicionalmente, pese a la aplicación de la tecnología CCS, siempre se liberará alguna cantidad de CO2.

Guan afirma también que él y su equipo "han pensado en fuentes de energía regenerativas" para el caso de la China. Si los chinos se comprometieran a reducir sus emisiones de dióxido de carbono drásticamente, su energía debería proceder en un 40% de fuentes renovables. Guan asegura que en la actualidad "ningún país tiene al respecto un tan alto porcentaje, y la China con seguridad no lo tendrá en el 2030". Por lo tanto, pensar que en el país asiático se podrá dar el cambio en la obtención de energía es utópico. Eso complica más la situación del planeta.

¿Por qué chinita?

El matemático australiano Glen Peters del Center for International Climate and Environmental Research con sede en Oslo, Noruega, señala que parte de la culpa del negativo balance ambiental de la China, la tienen los países industrializados. Peters y otros científicos analizaron las causas del gran aumento de la demanda energética y de las emisiones de CO2 entre los años 2002 y 2007. El motivo principal fue el crecimiento de la industria de exportación, la cual creció anualmente en un 26%.

Guan afirma que "cerca de dos tercios de las exportaciones chinas tienen como destino Estados Unidos, Japón, Europa y Australia", por lo que recomienda a los consumidores, reducir su "lujurioso estilo de vida". China exporta principalmente artefactos electrónicos, metales, textiles y metales. Para muchos expertos, la producción energética china es más "cochina" que en muchos países. Los productos que exporta son cuatro veces más contaminantes (en cuanto a emisiones de CO2) que aquellos que importa. El uso de energía en Japón, por ejemplo, es nueves veces más eficiente.

Es por eso que Peters exige que China adopte una política de ahorro de energía y comenta el caso de muchos edificios sobrecalentados ocasionando que la gente tenga abierta las ventanas, es decir, existe adicionalmente un desperdicio de energía. Esas cosas simples deben cambiar. Por otro lado, Guan aconseja no adoptar todos los modos de vida extranjeros (que implican altos consumos de energía), pues esto es muy perjudicial para ellos mismos (y para el planeta).

Acá

En mi concepción, cada vez es más difícil combatir la emisión de CO2 y el consecuente cambio climático (no es que me dé por vencido), pues el panorama mundial no se ve muy bien. En esta situación, y dado que en mi opinión ya sentimos cambios climáticos en el país como las lluvias en Lima y otras torrenciales en el país, la sequía en el sur, heladas y otras alteraciones climatológicas, creo que debemos ir pensando más en adaptarnos a todo esto. Es por eso que estuve revisando parte de la: Propuesta de Política Nacional del Ambiente (Páginas 11 y 12) publicada en la página web del Ministerio de Ambiente:
http://www.minam.gob.pe/index.php?option=com_content&view=article&id=123:propuesta-de-politica-nacional-del-ambiente&Itemid=65

El subtitulo en el que me detuve es: Mitigación y adaptación al cambio climático, y se inicia así: "El cambio climático (CC) es un problema global de extrema gravedad, que afectará a la humanidad en forma muy importante y que, posiblemente, comprometerá incluso la supervivencia de la especie humana en nuestro planeta. El Perú se encuentra entre los países que serán más afectados por el CC, el cual se manifiesta actualmente en el retroceso de los glaciares andinos, lo que compromete la disponibilidad de agua, en especial en la zona costera donde se ubica más de la mitad de la población nacional y se desarrolla una agricultura moderna de agroexportación".

Esto indica por un lado que estamos realmente "complicados" en este tema, pero por otro lado, me parece triste reconocer que solo se piensa en la costa y en una agricultura invasora como la que se hace en esta parte del país. El CC no solo se manifiesta de esta manera y además compromete a todo el país. Así también, se indica que "para la mitigación y adaptación al cambio climático se plantea (entre otros) los siguientes lineamientos de política: (...) 4. Difundir las consecuencias del cambio climático y capacitar los diversos actores sociales para organizarse y llevar adelante los procesos de adaptación y mitigación.

Con este texto (y espero que con otros también) he contribuido en algo con estos lineamientos. El CC ya se está dando y hay dos tareas urgentes en el país: a) velar por nuestra diversidad biológica para utilizarla de manera racional; y b) buscar ya adaptaciones a los cambios climáticos que se vienen. Son ineludibles y todos estamos involucrados.

Postdata: Revisen también el texto citado del Minam y hagan sus comentarios.
Artículo publicado el 01 de abril de 2009 en la versión online de la Revista Viajeros:

No hay comentarios:

Publicar un comentario